viernes, septiembre 01, 2006

¿Y México?

Estuve unos días en México recientemente. Con demasiados pendientes, no tuve tiempo para largas pláticas o para salir a observar.

Lo que temía hace unas semanas, una izquierda kamikaze, ya es una realidad. Buscan destruir todo para alzarse trinfales sobre las ruinas humeantes del país. Todos temen que, mediante la ineptitud del gobierno actual, lo logren de alguna manera.

Yo descarto esa posibilidad a corto y mediano plazo. Simple y sencillamente es imposible que su asalto al poder sea exitoso porque no tienen el más mínimo respaldo de la verdad y justicia. A final de cuentas, nunca se demostró el supuesto fraude. La acusación de inequidad es ridícula: AMLO tuvo 6 años para hacer campaña, algo que cualquier número de anuncios o apariciones de Fox para supuestamente favorecer a Calderón no puede superar. López Obrador perdió por sus errores. Más allá de las cuestiones superficiales, como no participar en el primer debate, su error crítico fue quedarse en la izquierda y no moverse al centro. Un error de primero de primaria, pero fatal a final de cuentas.

La historia muestra que las tácticas kamikaze sólo tienen un resultado: la derrota. Aplica igual para Al Qaeda que para el PRD. Sin embargo, en el camino pueden causar severos daños. La pregunta es qué tan severos serán.

El PRD está acabado. Cierto, el dinero y sus gobiernos locales mantendrán al cadaver por un tiempo (igual que el PRI). Pero la reacción en su contra, en las elecciones de 2009, será brutal. Es previsible la salida de sus personajes más sensatos. Su ala radical se quedará con el gobierno del DF y nada más hasta que se hunda por su peso.

Lo triste es que sin una izquierda sensata no habrá los acuerdos necesarios para sacar al país adelante. Calderón tendrá que jugar a la defensiva, al menos que sorprenda y muestre un talento político inusual, algo que dudo mucho. El tiempo seguirá pasando y el país seguirá estancado.

1 comentario:

Janik dijo...

Me gusta tu post. Lo que yo pensaría sería si en realidad hay hoy en día diferencias reales entre izquierda, derecha y centro. Bueno en cuanto a derecha quizas si, pero en todo lo demas la politica mexicana parece mas un juego de marionetas o una liga estilo futbol, donde los politicos, como jugadores, se cambian de equipo a contrato... Mmmm esperemos como nos va con Calderón.