jueves, septiembre 14, 2006

Filantropía con fines de lucro

Los fundadores de Google establecieron una iniciativa filantrópica, Google.org, para atender problemas globales como la pobreza, el cambio climático, etc. (se describe aquí). Nada nuevo en eso. Lo interesante es que es una entidad filantrópica con fines de lucro, que buscará apoyar tecnologías para resolver estos problemas y ganar dinero al mismo tiempo.

A muchos esto sonará como algo entre descabellado y perverso. Pero en realidad la filantropía con fines de lucro (o por lo menos que no busca perder dinero consistentemente) tiene importantes puntos a favor.

El primero es que al recuperar sus costos puede apoyar iniciativas a muy largo plazo de manera sostenible. Incontables proyectos filantrópicos cesado no tanto por fallas de algún tipo sino por la pérdida de interés o cambio de prioridades de los donantes (esto es particularmente prevalente cuando el gobierno es el donante).

En segundo lugar, la tiranía de la utilidad neta impone disciplina. Las fundaciones caritativas suelen tener serios problemas para definir la relación costo/beneficio de diversos proyectos, cómo medir su éxito/fracaso, etc., particularmente cuando no hay manera de contar con indicadores estadísticos confiables. Para una fundación con una visión más empresarial estos problemas deberían ser menores, ya que en general la rentabilidad es un indicador claro (aunque hay que definir plazos, tasas, etc.).

Por último, las iniciativas flantrópicas mas no caritativas pueden tener un impacto positivo en los incentivos del beneficiario. Cuando las caridades regalan dinero/servicios es común que los beneficiarios se contenten con recibir y no dar nada a cambio (la famosa mentalidad de la dependencia, o sea, no regalar pescados sino enseñar a pescar). En iniciativas con fines comerciales, la exigencia al beneficiario es clara, al igual que las consecuencias si no cumple, por lo cual tiene incentivos para trabajar duro.

Seguro hay más, pero esas son las que se me ocurren. Cabe notar que hay las filantropías que operan con base comercial. Una que conozco bien es Marie Stopes, una ONG británica que promueve la planificación familiar y la salud sexual y reproductiva. Tienen centros en el Reino Unido que ofrecen estos servicios y con las ganancias financian programas en los países en desarrollo, generalmente buscando programas que recuperen costos y sean autosuficientes.

1 comentario:

raf. dijo...

Uno de los problemas sociales a nivel mundial es que las empresas se pasan por el forro los derechos humanos, el medioambiente, etc. porque les resulta más rentable.

La filantropía con ánimo de lucro es para mí una buena cosa, porque cambia las reglas del juego. Ahora respetar el medioambiente puede generar beneficios.

Si respetar el medioambiente genera beneficios, y contaminarlo genera pérdidas, entonces las empresas (que son elementos orientados a la maximización del beneficio) irán a respetar.

Si logramos eso a nivel global, habremos salvado el mundo sin cargarnos el sistema.